Crowdfunding de negocios

¿Cómo resolver el problema de la financiación cuando la puerta de los bancos no se abren? ¿Cómo desarrollar una idea a la que lo único que le falta es la aportación del capital necesario para ponerla en marcha? Lo normal hasta ahora era recurrir a familiares y amigos, y convencerles de la bondad de nuestra idea de negocio para que ayuden a su puesta en funcionamiento. Y esta es la idea de la que nace el crowdfunding, o micromecenazgo, pero ampliando el círculo a tu comunidad, seguidores, redes sociales… Es microfinanciación masiva a través de la Red. El crowdfunding de negocios para que una colectividad de inversores nos dejen dinero a préstamo (crowdlending), compren participaciones de nuestra empresa (crowdfunding de proyectos o equity crowdfunding) o incluso nos den dinero a cambio de una recompesa (un ejemplar dedicado de nuestra obra, por ejemplo). El crowdfunding de negocios propiamente dicho, en todo caso, es el crowdlending y el crowdfunding de proyectos o de capital.

 

Así, cualquier persona puede convertirse en un inversor de cualquier proyecto. Mediante microdonaciones los emprendedores pueden conseguir, con la colaboración de toda una comunidad de potenciales usuarios, la financiación necesaria para llevar a cabo su idea de negocio.

Lo mejor de todo es que en este entorno podemos decir que se cumple la premisa de que una buena idea se vende sola. Si contamos con un proyecto innovador, interesante y útil para los usuarios, no será difícil que consigas una comunidad fuerte y numerosa que nos apoye económicamente en el proyecto. En el mundo del crowdfunding es más importante contar con una idea potente que con una red amplia de contactos. Si tu proyecto es bueno, llegará a la gente.

Cómo conseguir dinero crowdfunding para mi negocio

Ahora viene la pregunta más importante en este momento ¿cómo hago una campaña de crowdfunding? El método para hacerlo puede ser a través de dos vías: crear tu propia plataforma de crowdfunding o aprovechar las plataformas ya existentes. La primera opción supone un importante esfuerzo adicional al de la propia idea del negocio, por lo que no suele ser recomendable (pensemos que para operar como plataforma de crowdfunding de préstamo o capital hay que estar dados de alta en la CNMV como plataforma de financiación participativa), por lo que convendría acudir a una de las muchas plataformas ya existentes.

El funcionamiento de las mismas es similar en todos los casos:

  • El emprendedor envía el proyecto a la plataforma, especificando:
    1. El objeto del negocio
    2. Importe de la financiación necesaria
    3. Plazo de tiempo para conseguirla
    4. Recompensa ofrecida a los inversores (en este punto hay que tener en cuenta que la recompensa puede ser económica, como un préstamo normal, o de otro tipo, como producto personalizado, algún tipo de servicio o trato especial como socio inversor, etc., o ambas cosas a la vez).
  • Se abre entonces el momento en el que la plataforma decide si publica o no el proyecto. En ocasiones la propia plataforma puede pedir ciertos retoques al mismo o datos adicionales para lleva a cabo esta publicación.
  • Una vez publicado se abre el periodo de visibilidad. El proyecto estará visible en la plataforma durante un tiempo determinado y sabido (normalmente entre uno y cuatro meses). Durante ese periodo la plataforma dará máxima visibilidad al proyecto y facilitará el contacto de los posibles inversores.
  • Al final del plazo se determina el grado de cumplimiento de la financiación requerida y, si ésta es suficiente, la plataforma cobra por su servicio y el dinero se le entrega al emprendedor, que ya puede empezar a trabajar.

Lo que sí es necesario tener en cuenta es elegir la plataforma que, bien por su modo de trabajo, bien por su especialización, se adapte mejor a nuestras necesidades. Por ejemplo, algunas permiten el acceso a la inversión recaudada, aunque no se haya llegado al objetivo marcado inicialmente, otras no. Por otro lado, hay plataformas especializadas en determinados sectores, como Capital Cell, que opera como crowdfunding de negocios del sector de la biotecnología.

Las comisiones son variables dependiendo de la plataforma en cuestión y, algunas, devuelven parte de esa comisión si se consigue poner en marcha el proyecto. O bien puede ocurrir que nuestro proyecto, o el público al que se dirige, encuentre su marco en una plataforma especializada, o que se tenga que acudir a una más generalista.

Algunos ejemplos de crowdfunding de negocios

Entre otras muchas plataformas de crowdfunding para empresas, encontramos:

KickStarter. Es, con mucha diferencia, la plataforma de crowdfunding de recompensa más importante del mundo.

Verkami. Otra de las plataformas más destacadas, pero en este caso dentro del panorama de crowdfunding de recompensa español. Verkami se orienta a los proyectos creativos relacionados con el ámbito cultural, como cine, webseries, música o incluso desarrollo de videojuegos. Verkami sigue el sistema de “todo o nada”, lo quiere decir que, si las donaciones no alcanzan la cifra mínima para que el proyecto avance, los creadores de la idea no reciben ni una sola de las donaciones realizadas. Sin embargo, esta plataforma cuenta con un porcentaje de éxito del 73% en sus campañas, con una masa de mecenas de más de 155.000 personas, cuyo 40% suele invertir en más de un proyecto.

Lánzanos. Se trata de una de las pioneras del crowdfunding español. Lánzanos es una plataforma especialmente orientada a ideas creativas en ámbitos como la cultura, la tecnología o los negocios. También sigue el modelo de todo o nada.

Indiegogo. Es, tras Kickstarter, la segunda plataforma de crowdfunding más importante del mundo. Debido a su sistema de validación de proyectos, podemos encontrar propuestas de lo más diverso, desde innovaciones tecnológicas a obras de caridad, pasando por música, financiación de particulares, videojuegos, etc. Respecto a su sistema de comisiones, Indiegogo se lleva el 9% de la recaudación final de los proyectos. Sin embargo, si se consigue el objetivo marcado, el usuario recibe el reembolso del 5%, con lo que la comisión se queda en un 4%.

Arboribus. Mediante un sistema transparente de información, Arboribus permite a las personas escoger a qué empresas le dejan el dinero, cuánto y en qué condiciones. Como resultado, estas empresas pueden acceder a un canal alternativo de financiación, mediante crowdlending para negocios.

SociosInversores es una Red Global de unión entre emprendedores/empresarios que necesitan capital e inversores que buscan participar en proyectos empresariales.

Y una lista de plataformas de crowdfunding de negocios que no para de crecer. Un crecimiento al que el equipo de Enfintech le sigue el rastro a diario para teneros perfectamente informados de todas las novedades del sector fintech de financiación empresarial.