Foto de dinero y tiempo

Invertir en préstamos crowdfunding o crowdlending es la mejor forma de, equilibrando riesgos y beneficios, participar en proyectos de economía colaborativa buscando un buen resultado económico. No es la única forma de invertir mediante fintech, también se puede optar por comprar, por ejemplo, participaciones de start ups, de nuevas empresas o proyectos, con el fin de beneficiarnos de revalorizaciones futuras (crowdfunding de capital). Pero en este caso las limitaciones son mucho mayores, por el riesgo y por la cuantía.

En el caso de participar en préstamos colectivos partimos de muchas ventajas: tipos de interés atractivos, un análisis y control de riesgo mejor, una operación más acotada en el tiempo ya que los plazos no suelen ser muy largos y poder hacerlo con una inversión mínima generalmente baja, lo que nos permite, por ejemplo, invertir en más operaciones y con ello, diversificar el riesgo.

Rentabilidad y riesgo al invertir en crowdfunding

Desde luego, invertimos en un préstamo crowdfunding buscando conseguir un tipo de interés superior. Pero hacerlo sólo pensando en lo que vamos a recibir sin otros condicionantes es un error. Existe una clara relación entre tipo de interés y el riesgo de la operación. Lo vemos día a día en las emisiones de bonos, por ejemplo. Por ejemplo, un Bono del Estado a 3 años tiene ha ofrecido una remuneración del 0,01% en la última subasta. Un Bono de la empresa de distribución Eroski, supera actualmente el 3,2% de interés. En otras palabras, a mayor rentabilidad esperada de una inversión, mayor riesgo asumiremos. El inversor siempre ha de huir de las inversiones que publicitan “altos intereses sin riesgo”. Alto intereses siempre implican elevados riesgos.

Los préstamos con un mayor interés, por tanto, tienen un mayor riesgo de impago y puedes perder lo invertido, aun existiendo por parte de la empresa de crowdfunding unos servicios jurídicos y de recobro de deudas.

Diversificar la inversión en crowdfunding

Para minimizar el riesgo, el inversor debe optar por diversificar. Si invertimos en una operación y esta sale morosa, podemos perder el 100% de lo invertido. Si lo hacemos con 20 y sólo tenemos uno de los préstamos impagados, acabaremos recibiendo una remuneración muy atractiva. Para poder diversificar y analizar mejor el riesgo nos apoyaremos siempre en la plataforma de crowdfunding. Su departamento de riesgos analizará todos los préstamos, rechazará ya los que considere con un riesgo elevado y pondrá calificación al resto. Además, nos dará mucha información adicional sobre las características de la solicitud: ingresos de la persona o de la empresa que lo solicita, motivo de la solicitud, y otra información importante como los datos familiares.

El plazo de la inversión en crowdfunding

El plazo es también una variable importante. A menor plazo tenemos un mejor control del riesgo ya que recuperamos la inversión más rápido y por tanto, el riesgo de impago es menor o lo es en menor cuantía. Es cierto que las operaciones más cortas suelen ofrecernos menor remuneración, pero una forma muy buena de diversificar está en elegir también operaciones a plazos diferentes además de con riesgos distintos.

Otros costes

Por último, no hay que olvidar en los costes que podemos incurrir. Estos son de diversos tipos. Por un lado, por la gestión de las inversiones y el reembolso de las mismas. Aunque no es lo más usual, además de la comisión de apertura que se cobra a quién solicita el préstamo podemos encontrarnos también con que se repercuten costes y comisiones al inversor en cada pago.

Lo que si podemos encontrarnos es con gastos en la gestión y traspaso de dinero de nuestro banco a la plataforma crowdfunding. En primer lugar, traspasamos dinero a la plataforma. No suele haber mínimos, pero si por ejemplo nuestro banco nos cobra por transferencias puede ser más beneficioso realizar una inversión importante a la plataforma y luego desde allí ir distribuyéndola a los proyectos que consideremos. Por ello, también consideremos si es rentable que el dinero que vamos recuperando vía pagos debemos llevarlo a nuestra cuenta bancaria o dejarlo en la plataforma de préstamos crowdfunding para poder invertirlo en otros proyectos.

Un buen análisis de costes y oportunidades nos permitirá sacar el mayor rendimiento de nuestra inversión en crowdfunding, con un control adecuado del riesgo.