Resumen MIFID II

PreguntasResumen MIFID II
BEP preguntada 3 meses antes

Tenéis algún resumen de las obligaciones que MIFID II establece para los bancos y empresas de inversión, para ver hasta qué punto mejora la situación del consumidor financiero?

gracias

3 Respuestas
Pau A. Monserrat Staff contestada 3 meses antes

Además del resumen de las novedades de MiFID II (Directiva 2014/65/EU) y su reglamento MiFIR (Reglamento UE 600/2014), te aconsejo leer las normas europeas por tu cuenta, según los temas que más te interesen y afecten.

La CNMV tiene un buen resumen aquí.

La MiFID II pretende armonizar a nivel de toda Europa las regulaciones de los mercados financieros, de los productos y servicios financieros y las relaciones entre las entidades financieras y demás empresas de inversión con sus clientes, profesionales o consumidores financieros. Fintech de inversión como los Roboadvisors están obligados por la MiFID II.

Si bien no se ha traspuesto al ordenamiento jurídico toda la normativa MiFID II, a partir del 3 de enero de 2018 es plenamente aplicable a los operadores del mercado. En una nota de la CNMV del 2 de enero, se notifica:

El Consejo de Ministros aprobó el pasado día 29 de diciembre un Real Decreto-Ley (publicado en el BOE el 30 de diciembre) que traspone al ordenamiento jurídico español la Directiva 2014/65/EU (MiFID II) en todo lo relativo a centros de negociación (mercados regulados, sistemas multilaterales de contratación y sistemas organizados de contratación), un aspecto fundamental de la Directiva.

En relación con las materias no abordadas en dicho Real Decreto-Ley, se recuerda que otras partes del conjunto normativo MiFID II-MiFIR serán también de aplicación directa desde el día 3 de enero de 2018 (lo que es el caso, por ejemplo, de diversos Reglamentos), así como el efecto directo que pueden tener en ciertos casos las Directivas europeas conforme a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Es de señalar,
igualmente, que conforme a dicha jurisprudencia la CNMV debe promover la efectividad de las Directivas en el ámbito de sus competencias interpretando las normas nacionales vigentes de modo conforme con la Directiva de que se trate.

Teniendo en cuenta lo anterior, la CNMV entiende que las entidades, infraestructuras y demás participantes del mercado ajustarán con carácter general su organización y actividades al conjunto de reglas y obligaciones emanadas del conjunto normativo MiFID II-MiFIR a partir del 3 de enero de 2018.”

Algunos puntos clave para resumir la normativa MiFID II

Se fijan las condiciones para poder ofrecer un asesoramiento independiente o no independiente. Punto fundamental en relación a la debida transparencia en la relación entre bancos, empresas de inversión y clientes. Así un banco o fintech que quiera informar de que su asesoramiento es independiente, no podrá cobrar comisiones de los fondos de inversión y demás productos que recomienda al cliente. Las famosas “retrocesiones” que suponen que el personal del banco nos recomienda solo los fondos que más comisiones les cede. Dice la MIFID II:

“(74) Al objeto de fortalecer la protección de los inversores y aumentar la claridad para los clientes en cuanto a los servicios que reciben, es también conveniente restringir en mayor medida la posibilidad de que las empresas que prestan servicios de asesoramiento en materia de inversión con carácter independiente y servicios de gestión de carteras acepten y conserven honorarios, comisiones u otros beneficios monetarios o no monetarios de terceros, en particular de emisores o proveedores de productos. Esto implica que todos los honorarios, comisiones y beneficios monetarios o no monetarios abonados o proporcionados por terceros deben ser devueltos íntegramente al cliente lo antes posible tras la recepción de los pagos en cuestión por la empresa y que esta no debe ser autorizada a compensar cualesquiera pagos de terceros procedentes de los honorarios adeudados por el cliente a la empresa. El cliente debe ser informado de manera precisa y, en su caso, periódica sobre todos los honorarios, comisiones y beneficios que la empresa haya recibido en relación con el servicio de inversión prestado al cliente y que hayan transferido a este. Las empresas que presten servicios de asesoramiento independiente o de gestión de carteras deben establecer también, como parte de sus requisitos de organización, una política que garantice que los pagos percibidos de terceros sean asignados y transferidos a los clientes. Únicamente deben admitirse beneficios no monetarios de pequeña cuantía, siempre que el cliente sea informado con claridad, que puedan servir para aumentar la calidad del servicio prestado y que no se consideren un obstáculo para la capacidad de las empresas de servicios de inversión de actuar en el mejor interés de sus clientes.”

 

Luis García Langa Staff contestada 3 meses antes

Hola BEP,

Lo primero que te tengo que decir es que no tengo tan claro que MiFID II proteja más a los inversores, al final de mi respuesta te dejaré algunos links de noticias que he leído estos días, pero ahora te voy a enumerar alguno de los puntos que pueden ser más relevantes:

 

– Las personas que prestan servicios de asesoramiento o que comercializan productos de inversión deben tener una certificación regulada por CNMV. Evidentemente muchos profesionales ya tenían conocimientos de sobras pero lo importante es (i) si ésta certificación los amplía, (ii) si la tendrán sobre productos concretos y (iii) si tendrán libertad de demostrarla.

– Las entidades se deben definir como independientes o no; en base a eso podrán recibir retrocesión de los fondos que comercializan (las no) o bien no cobrar y recibir remuneración únicamente del cliente (las independientes). Evidentemente, en un país donde la mayoría de ahorradores/inversores se cree con el derecho de recibir asesoramiento gratuito aunque sea malo (o contra-asesoramiento en muchos casos) la mayoría de entidades se han definido como no independientes.

– Los clientes pueden ver en el momento de la inversión el desglose de comisiones, entre ellas lo que cobra el comercializador. Es algo que roza (o perfora) una gran línea roja. ¿Por qué un agente financiero debe explicar al cliente lo que gana con él y no un bar con lo que gana con un café? Me dirás que porque son temas diferentes, pero ¿sabemos qué cobra el médico que nos opera?. Además no creo que proteja al cliente. Yo por mi parte, siempre he explicado a los clientes de dónde obtengo mis ingresos, pero es una decisión mia que seguramente me da un valor añadido, pero de ahí a obligar…

– El proceso de asesoramiento estará grabado o bien habrá “actas”; aquí las entidades creo que tendrán problemas logísticos importantes.

– Pasa algún producto de inversión de no complejo a complejo, los cambios son pocos, pero por ejemplo los fondos y SICAVs no UCITS pasan a ser complejos. En la práctica son la mayoría de las SICAVs que cotizan en MAB, por lo tanto aumentan los controles de conocimiento del cliente. Como posiblemente sabrás, uno de los vehículos de inversión que más tienen mis clientes es una SICAV (como la mayoría de pequeñas es no UCIT) que invierte en varios fondos de inversión y acciones; por lo tanto aumentan algo los controles pero las aprobaciones manuscritas no sé si protegen más al cliente o al mal asesor, bueno, realmente sí lo sé (de nuevo, al adelantarme también me afectará poco a mí y a mis clientes).

– Las entidades que realizan algún contrato de gestión o asesoramiento (por ejemplo “nuestra” SICAV de la que te hablaba) no puede cobrar por comisión de gestión y también por la intermediación o retrocesión de la operativa que realiza. Por ejemplo, en la SICAV tenemos el fondo Fidelity America que puede distribuir una comisión de comercialización, en nuestro caso no la podemos cobrar (ya de antes de MiFID II estamos obligados a comprar la clase más barata en cuanto a comisiones, que realmente son muy bajas o casi nulas).

– Las entidades deberán demostrar que se mejora la calidad, una condición que se les exige es que ofrezcan al menos un 25% de productos de entidades externas que sean de la misma categoría a las propias. También soy incrédulo en ésto, y no sé cómo entidades con mucho producto propio lo van a hacer. Las que ya daban mucha calidad y ya ofrecían fondos externos buenos no van a ver ningún cambio.

– Las EAFIs pasan a llamarse EAFs para que la I no se malinterprete como independiente (algunas lo usaban aún sin serlo).

Como te puedes imaginar, hay muchas entidades que todavía no lo han puesto en marcha por falta de medios o de previsión, pero otras (entre las que nos incluimos) ya lo han empezado a aplicar desde el principio.

No sé si me he dejado algo en el tintero (es probable) y seguro que mis compañeros de panel lo complementan, amlían y, tal vez, corrigen con más conocimientos sobre legislación, como has visto he puesto ejemplos prácticos de mi día a día. Además, como te he comentado, te dejo algunos links que pueden ser útiles:

Fundspeple (29/12/2017).
Fundssociety (02/01/2018).
Fundspeople (02/01/2018).
Fundssociety (03/01/2018).
Expansión (04/01/2018).

Luis García Langa
Aulafinanzas.com | SDC Kapital

Fernando Zunzunegui Staff contestada 3 meses antes

MiFID II ordena el mercado y protege al cliente durante toda la vida del producto, es más, incluso desde la gestación del producto. Solo se pueden fabricar productos que satisfagan los intereses de los clientes. Está prohibido crear productos que trasladen riesgos a los clientes o generen comisiones para los bancos al margen de las necesidades concretas de los clientes. Al diseñar un producto financiero hay que especificar el mercado destinatario y realizar pruebas de que está bien delimitado. Los distribuidores de los productos así fabricados no pueden apartarse del mercado al que están destinados los productos. En la comercialización se mantienen las normas de conducta de MiFID I con algunas mejoras. Hay que clasificar al cliente, evaluar la conveniencia o idoneidad, ofrecer solo productos adecuados, abstenerse de recomendar los no idóneos y advertir, en todo caso, de los riesgos. Se refuerza la transparencia de comisiones y costes. Los asesores independientes y gestores de carteras no pueden cobrar retrocesiones u otros incentivos. Los empleados o agentes que se relacionen con los clientes deben estar cualificados. Deben tener conocimientos y experiencia sobre los productos que ofrecen a los clientes. En suma MiFID II refuerza las normas de conducta del intermediario con el cliente y las completa con una gobernanza del producto que supone el control del diseño y distribución de los productos. En los casos más extremos las autoridades financieras pueden llegar a suspender o prohibir la comercialización de productos financieros que dañen a los consumidores o amenacen la estabilidad del sistema.