technology-785742_640_opt

Una pregunta que todo cliente financiero debería hacerse: ¿me conviene contratar los servicios de un banco o elijo una empresa fintech?

Enfintech comparamos iniciativas de compañías fintech, pero también bancos que ofrecen servicios y productos que consideramos se engloban en la filosofía y tecnología fintech.  Parte o todo un banco podría englobarse en el sector financiero, si además de la tecnología de última generación, se relacionara con sus clientes de una forma transparente, sencilla, móvil, adaptada a las necesidades y preferencias del usuario y estuviera orientado al cliente y no a los productos que quiere vender.

Un banco puede ser una fintech

¿Puede Google Bank empezar a operar en España como una fintech? Puede. Si incorpora su filosofía de dar servicios de forma gratuita a cambio de captar información que puede utilizar, por ejemplo, para conceder préstamos hipotecarios o créditos de forma automatizada (cumpliendo con la normativa bancaria que en cada momento exista), analizando con el consentimiento del cliente todo lo que hace en la Web con sus perfiles sociales, además de recopilando y tratando la información bancaria y financiera, podría ser comparada Enfintech. Eso sí, siempre que el “banco fintech” se relacionara con sus clientes de forma transparente y adaptando sus productos y servicios al cliente, no al revés.

Los incentivos de los empleados y la compañía son la clave: el beneficio ha de estar relacionado con la satisfacción del cliente.

Una “fintech” puede no ser una fintech

Por otro lado, usar la tecnología de última generación no implica automáticamente que la herramienta o empresa pertenezca al sector tecnofinanciero que comparamos Enfintech. Las malas prácticas bancarias pueden replicarse en el mercado fintech, cuya tecnología crea conflictos nuevos con sus clientes. Si el problema no tiene que ver con la política de la empresa, sino a fallos no previstos, como por ejemplo un asesor automatizado que falla a la hora de invertir el dinero del usuario al no perfilarlo adecuadamente siguiendo las obligaciones legales de la MiFiD, señalaríamos un incumplimiento legal, no su expulsión automática de Enfintech. Eso sí, si no responde al incumplimiento y obliga de forma sistemática a acudir a la justicia a los afectados, acabará siendo señalada y expulsada de nuestro comparador.

Por otro lado, una empresa que se aprovecha de la tecnología para colocar productos inadecuados a los clientes financieros, no es una fintech, es una compañía que quiere copiar la parte mala de los bancos. Y Enfintech pretendemos identificarla y no promocionar su tergiversación de la filosofía de los “nuevos bancos”.

El sector tecnofinanciero ha de incorporar tecnología para adaptarse mejor a cliente, no copiar de mala manera lo que las entidades financieras han hecho mal. Si una fintech no mejora la vida financiera de consumidores y empresas, no es una fintech, es una mala copia. Y nos gustan los originales.