Enfitech

Enfintech buscamos aportarte herramientas online e información práctica, independiente, crítica y útil para que compares los mejores préstamos Fintech y encuentres la financiación tecnofinanciera que mejor se adapta a tus posibilidades y capacidad económica. Un comparador de préstamos Fintech para particulares y empresas que filtra las  opciones de fintech de lending y crowdlending más competitivas en base al tipo de financiación que necesitas y las características financieras de los préstamos y créditos.

Cómo comparar préstamos y créditos Fintech

Al igual que ocurre con sus homólogos bancarios, para comparar financiación fintech hay que filtrar en base al fin del dinero que pedimos, el tipo de prestatario que somos, la tipología de tecnofinanciación que nos interesa y las condiciones financieras de  los préstamo o créditos fintech. Es importante también entender la naturaleza jurídica del contrato que firmamos, en otras palabras: leer y comprender el contrato antes de firmarlo. Así por ejemplo hay que saber que no es lo mismo contratar un préstamo personal que otro hipotecario, o un crédito (que a veces se asemeja mucho a un préstamo, si bien en puridad es una línea de crédito a la que podemos volver a acceder a medida que amortizamos deuda).

Tipo de prestatario fintech

En primer lugar hay que diferenciar los préstamos ofrecidos a particulares y a empresas, empresarios o autónomos. Así hay préstamos tecnofinancieros para individuos y para empresas, que a su vez se clasifican según el tipo de negocio.

MytripleA ofrece préstamos empresariales en forma de crowdfunding. Para autónomos publicita préstamos a partir de 3.000 euros a devolver en un plazo máximo de 5 años. Un ejemplo real en su web informa de un préstamo de 60.000 euros a devolver a 5 años a un tipo del 1,91%, para adquirir tierras agrícolas en Castilla y León. Zank, por su parte, gestiona préstamos fintech entre particulares, con tipos de interés que. como referencia, rondan el 8% para los prestatarios calificados ‘A’.

Finalidad del préstamo

La segunda criba cuando se comparan préstamos se basa en la finalidad del dinero que pedimos. No es lo mismo pedir un préstamo fintech para financiar una actividad de ocio, como un viaje, una inversión familiar (reforma de hogar, compra de muebles), el circulante de una empresa o inversiones en un negocio. Cada finalidad tiene en el mercado diferentes opciones y condiciones de financiación. Así Spotcap ofrece financiación directa a empresas a modo de línea de crédito con un plazo de devolución de un año.

Tipo de tecnofinanciación

Básicamente un solicitante puede acudir a los préstamos fintech que conceden directamente estas empresas, el lending, o bien a plataformas que ponen en contacto prestatarios con prestamistas (crowdlending). Cada opción tiene sus ventajas y desventajas, según sean nuestras necesidades de financiación y capacidad económica.

Condiciones financieras

Para comparar un préstamo fintech con otro hay que fijarse en las condiciones financieras a que cada uno de ellos nos obliga. Comparamos en función de los siguientes parámetros (siempre que la empresa ofrezca la información de forma transparente y completa):

  1. Tipo de interés nominal y coste efectivo o TAE.
  2.  Comisiones que intervengan en la operación, que encarecen el coste de los interese que acabamos pagando.
  3. Importe mínimo y máximo que podemos obtener.
  4. Plazo mínimo y máximo de devolución del dinero.
  5. Otras condiciones u obligaciones relacionadas.

Con todos estos filtros podemos identificar y comparar los préstamos fintech más baratos. Pero queda un factor muy importante y que nos ayudará a acertar: saber exactamente qué firmamos.

Entender lo que se firma

Muchos de los problemas que el cliente bancario ha sufrido al endeudarse mediante crédito concedido por entidades financieras tradicionales se han producido por firmar contratos que no entendía. Especialmente se ha producido en el ámbito de las hipotecas, pero también las tarjetas de crédito y los préstamos personales han acabado arruinando a familias enteras y obligando a cerrar negocios por falta de liquidez. No cometamos los mismos errores al pedir dinero a una fintech: comprendamos las obligaciones que contraemos y los riesgos en caso de impago.

Enfintech no cesaremos en nuestro empeño de informar y formar a nuestros tecnousuarios para que se conviertan en solicitantes de dinero inteligente. Un préstamo puede ser la solución a un problema, pero también el inicio de otro, si se asumen condiciones que no vamos a poder cumplir. También en préstamos fintech, la formación, la información y la prudencia deben guiar nuestra firma.