A la hora de pedir dinero un cliente puede acudir a una entidad financiera, un banco tradicional o una entidad de crédito, a solicitar un préstamo personal o hipotecario, además de otras fórmulas de financiación a corto plazo como las tarjetas de crédito o los descubiertos en cuenta corriente, incluso los adelantos de nómina. Sin embargo, ya es posible acceder a las empresas que gestionan préstamos crowdfunding, también conocidas como fintech de crowdlending.

Los préstamos crowdfunding, crowdlending o financiación colectiva suponen pedir dinero a préstamo, mediante estas empresas tecnológicas que hacen de punto de encuentro y gestionan la parte jurídica y operativa, a una multitud de personas dispuestas a dejarnos dinero. Cuando una empresa o particular presta dinero junto a otros muchos, diversifica mucho más el riesgo de impago que si deja todo el dinero a un solicitante. Si el prestatario es serio y devuelve el capital y los intereses comprometidos, en el plazo pactado, rentabilizamos nuestro dinero de una forma muy importante. Si hay un impago, limitamos la pérdida dejando solo una parte pequeña de la deuda no atendida.

En cuanto al que pide el dinero, encuentra una vía alternativa o complementaria al crédito bancario. Con condiciones que pueden ser muy competitivas. Pueden financiarse mediante crowdlending tanto personas físicas como jurídicas; si bien de momento solo hay una oferta variada de préstamos crowdlending personales, Enfintech estamos convencidos que el crowdlending hipotecario se generalizará en no mucho tiempo en España.

Préstamos crowdfunding para particulares

Diversas son las fintech que gestionan préstamos de este tipo, con condiciones variadas. Si nos fijamos en un concreta, por ejemplo Lendico, confirmamos que un particular puede pedir un préstamo para finalidades tan variadas como financiar una boda, reparar un coche o pagar los estudios de los hijos. Los plazos máximos de devolución llegan a los 5 años. Falta transparencia a la hora de saber la cuota resultante, los intereses y demás costes, ya que en la web no publicitan las condiciones y hay que rellenar los datos de un formulario para recibir la oferta personalizada.

Otras empresas de préstamo crowdfunding para particulares serían Zank (comunican un interés orientativo del 7%) o Receptum (crowdlending hipotecario entre particulares). Hay que tener muy claro que respondemos de las deudas con todo nuestro patrimonio, presente y futuro, sea personal o hipotecaria (en este segundo caso lo que tiene el prestamista es una vía mucho más rápida para ejecutar la deuda). Por ello, pidamos mucho o poco dinero, siempre estemos seguros de poder devolverlo.

Préstamos crowdfunding para empresas

Las empresas solventes encuentran en esta forma de tecnofinanciación un aliado para el corto  (por ejemplo descontando pagarés), medio y largo plazo.

Ejemplos de crowdlending para financiar empresas serían:

  1. MyTripleA.
  2. Comunitae.
  3. Ciculantis (descuento de pagarés).
  4. Crowdcube, Comunitae (créditos, descuento de pagarés, confirming).
  5. Finanzarel (descuento de pagarés, anticipo de facturas).
  6. FundingCircle, Startupxplore (para financiar startups).

Si nos fijamos en una de las fintech, MyTriple A, podremos ver qué tipo de condiciones y requisitos tienen estos créditos. La idea es que las pequeñas y medianas empresas seleccionadas por el portal consigan dinero de los inversores a tipos mejores que los bancos, sin figurar el préstamo crowdfunding en la CIRBE (lo que permite a las empresas responsables financiarse adicionalmente con los bancos). La solicitud es totalmente online y no nos pretenden obligar a contratar productos adicionales que encarecen los tipos TAE. Tienen un simulador que indica que el tipo  de interés nominal medio que se consiguen ronda el 7,22%.

Responsabilidad al pedir dinero fintech

Pidamos dinero para una inversión o gasto de ocio familiar, a un banco o mediante la financiación colectiva entre personas o empresas, lo más importante es ser responsables, lo que implica entender que el dinero a crédito puede acabar siendo una losa si nos hemos endeudado por encima de nuestra capacidad de pago. Para ser prestatarios responsables es preciso que:

  1. Nos formemos financieramente.
  2. Nos informemos, usando comparadores de crowdlending y analizando en profundidad las características de cada préstamo concreto.
  3. Busquemos asesoramiento de profesionales independientes siempre que nos sea posible.

Enfintech comparamos los créditos crowdfunding para ayudarte a tomar decisiones inteligentes y responsables de financiación.