Housers es la primera plataforma de crowdfunding inmobiliario de España. Una forma de inversió colectiva en la que podemos invertir a partir de pequeñas cantidades de 50€ en la compra y gestión de inmuebles, mediante la adquisición de participaciones de uns sociedad limitada colectiva.

Un proyecto innovador que pretende “democratizar la inversión inmobiliaria” debido a que permite la entrada a todo aquel que desee invertir a partir de una cantidad mínima.

¿Qué tipo de fintech es Housers?

Housers permite a cualquier persona invertir en el sector inmobiliario mediante una plataforma ágil y sencilla que pone en contacto a inversores interesados en poner su dinero en el sector inmobiliarios, con promotores que tienen proyectos interesantes y buscan financiación. Se eliminan los intermediarios entre la gente que quiere invertir y aquellos que necesitan dinero para poder llevar a cabo sus proyectos inmobiliarios.

Sólo con 100€ se puede participar en cualquiera de los proyectos abiertos a la inversión, permite a cualquier persona convertirse, ante notario, en propietario de bienes inmuebles. Siendo la intención la democratización del mercado inmobiliario, acabando con todas las barreras que existen en la inversión tradicional.

El cliente elige en qué proyecto invertir y en Housers realizan todo el trabajo de campo: se analizan en profundidad todos los proyectos y sólo se publican los que realmente ofrecen todas las garantías a los inversores, según el criterio del portal fintech.

¿Cómo funciona la inversión con Housers?

El proceso es realmente sencillo y rápido. Simplemente es necesario acudir a su web y rellenar un pequeño formulario con los datos personales. De esta manera la persona ya queda registrada como usuario.

Para poder invertir es necesario adjuntar una documentación específica, ya que se trabaja con una cuenta propia del propio inversor. Este requisito es necesario porque Housers en cumplimiento de la nueva legislación no puede tener en depósito el dinero de sus inversores; de hecho, es la primera plataforma de crowdfunding en España que cumple con esta exigencia. A 16 de octubre de 2016 sigue pendiente de la correspondiente alta en la CNMV, registro oficial de plataformas de financiación participativa que parece está saturado administrativamente hablando.

Una vez que esa documentación es validada lo único que queda es elegir las inversiones donde uno quiere participar y la cantidad que quiere comprometer. Tras este proceso ya se forma parte de la propiedad del inmueble, con lo que comienza el momento de empezar a recoger beneficios. Los dividendos repartidos en Housers proceden de la explotación económica de los bienes inmuebles, que se divide en dos partes. Por un lado, los originados por el alquiler del inmueble, que son repartidos los días 15 de cada mes entre los inversores dueños de la vivienda. Y, por otro lado, cuando se alcanza la revalorización objetivo fijada por Housers, el inmueble es puesto a la venta y una vez ésta se produzca se repartirán también los dividendos procedentes de la venta y de la liquidación de la Sociedad vehículo constituida para la compra del bien inmueble. Las comisiones pagadas a Housers ascienden a un total del 10% de los beneficios.

Por otro lado, a través de su departamento inmobiliario, Housers busca y recibe diferentes inmuebles. Tras un estudio pormenorizado y ayudándose de herramientas de Big Data decide publicar aquellas propuestas que verdaderamente constituyen una oportunidad de inversión. La gran mayoría de estos inmuebles proceden de particulares y muchos de ellos necesitan una reforma, a veces integral.

De esta manera Housers, no sólo facilita la inversión inmobiliaria, sino que además a través de la reforma de estos inmuebles permite colocar nueva oferta en el mercado de alquiler.

Ventajas e inconvenientes del crowdfunding inmobiliario

Hasta ahora, los pagos de los beneficios se realizan con la puntualidad, por lo que algunos inversores que han participado en la compra conjunta de una vivienda, han seguido invirtiendo en otras viviendas de la plataforma o están pensando en seguir invirtiendo. Conocer en profundidad el vehículo de inversión elegido, empezar invirtiendo poca cantidad para familiarizarnos con Housers y adquirir experiencia, además de diversificar siempre nuestras inversiones, es la mejor forma de rentabilizar nuestro dinero y no correr riesgos innecesarios.

Una de las ventajas más grandes que tiene esta plataforma de crowdfunding inmobiliario, es que se puede empezar a invertir con 100€, cuando en otro tipo de inversiones, que incluso pueden llegar a ser más arriesgadas, se necesitan cantidades mayores.

La empresa está registrada en España y tiene varios certificados de seguridad, como por ejemplo de Confianza en Línea.

Se crea una sociedad para cada inversión y los inversores tienen participaciones de dicha sociedad, que es la que tiene en propiedad el inmueble. Se pueden ver ciertos documentos relativos al proyecto, una vez que se está participando, como los contratos de alquiler, certificación energética, etc. en el apartado de documentos de cada proyecto.

Respecto a la liquidez, tienen en marcha el proyecto de “Market Place” donde vender participaciones. Supuestamente iba a empezar en octubre, pero el proceso se está alargando por temas jurídicos, aunque el desarrollo de la página web ya está hecho.

El crowdfunding en activos inmobiliarios es un tipo de inversión en masa que ha llegado para quedarse en España. Es una forma de  inversión atractiva para un tipo de inversor que valora la compra de inmuebles como parte de su estrategia inversora y descarta otro tipo de alternativas, como las Socimi. Lo que queremos dejar muy claro Enfintech es que, como toda inversión con expectativas de rentabilidad, tiene riesgo: los inmuebles no siempre suben de valor, no son un activo sin riesgo. Por otro lado, la ventaja de diversificar el riesgo de comprar un inmueble completo, tiene como contrapartida ser socios muy minoritarios de la sociedad limitada que compra el bien inmueble. Somos pequeños propietarios de un inmueble, es cierto, pero propietarios sin apenas voz ni voto.

Housers es una buena opción para invertir parte de nuestro dinero, siempre que entendamos perfectamente las ventajas y los riesgos de este tipo de crowdfunding.