Expertos fintech

PreguntasExpertos fintech
Luis preguntada 1 año antes

Que tipo de profesional podemos decir que es un experto fintech y donde puedo contactar con uno

4 Respuestas
EnFintech Staff contestada 1 año antes

Buena y difícil pregunta. Profesionales fintech que así se anuncian hay muchos, lo que pasa es que al ser una materia en crecimiento y cambio, los expertos fintech de hoy pueden no ser los expertos fintech de mañana.

Por otro lado, deberías especificar en qué materia fintech estás buscando un experto. En todo caso, Enfintech pretendemos juntar a una gran comunidad de profesionales expertos en las diferentes áreas fintech, para que participen en este foro de preguntas y respuestas, para que nos ayuden con artículos de análisis en el blog y para que nos asesoren en la creación de contenido y herramientas de comparación de productos y servicios fintech.

Pau A. Monserrat Staff contestada 1 año antes

Cuando hablamos de expertos fintech podemos estar haciendo referencia a diferentes tipos de profesionales, desde el experto fintech programador, al economista especializado en productos tecnofinancieros, pasando por abogados centrados en una área de derecho mercantil que cubra el sector fintech.

Así en Enfintech de momento contamos con expertos en mercados financieros y fintech de inversión como Luis García Langa, Manuel Gonzalez, abogadas expertas en cuestiones de fintech y su relación financiera con los usuarios como Cristina Borrallo, Carlos LLuch, una referencia en materia de seguros que nos ayuda a desentrañar los misterios del insurtech o un servidor, economista dedicado al mundo de las finanzas personales.

Enfintech vas a encontrar a los mejores expertos fintech en España, siendo nuestra intención atraer a más a medida que vaya pasando el tiempo y nuestro trabajo avance.

Luis García Langa Staff contestada 1 año antes

Hola tocayo,

Como bien se ha comentado el término fintech es muy amplío, sería similar a pedir expertos en economía sin especificar si lo que necesitas es un contable, un asesor fiscal o un gestor de fondos. En fintech es más amplío si cabe ya que se interrelación dos mundos, el de las finanzas y el de la tecnología.

Pocas personas se podrían definir como expertos globales en fintech, sería alguien que conociera y manejara perfectamente la tencología y además todos los productos financieros (seguros, divisas, bolsa, derivados, materias primas….), por lo tanto yo creo que es mejor ir por partes.

En lo que a mí respecta si se me puede considerar “experto” en algo es en tema de inversión financiera vía fondos de inversión, bolsa o renta fija. Lo que yo puedo aportar al mundo fintech, y perdona que personalice pero soy al que más conozco, es la parte de mercados que en muchos casos ya incorpora temas legales como el conocimiento del cliente, uno de los puntos donde las fintech de inversiones tienen que trabajar más para realmente ofrecer un asesoramiento óptimo a sus clientes. Sin embargo aún sabiendo de mercados no sabría programar un Robo-Advisor que te permita invertir en base a tu situación económica y emocional de forma automatizada. De ahí la importancia de plataformas como ésta, que reúne a varios “expertos” en temáticas diferentes para ayudar a los usuarios.

Un saludo!!
Luis García Langa
https://www.aulafinanzas.com/

Carlos Lluch Staff contestada 1 año antes

Tal vez la persona de Julio Verne nos sirva para explicar algo que puede confundirse con facilidad. El Sr Verne escribió un montón de obras en las que la acción transcurría en sitios que jamás había visitado. Hay que recordar que en aquel tiempo no había Google ni gaitas. Solo bibliotecas y charlar con personas que sí habían vivido en esos países o continentes. Verne conocía varios países europeos y parte de los EEUU, no más allá.

Por ello Verne podía ser un EXPERTO cuando hablaba de París, de Londres o de alguna otra ciudad conocida así como de las cataratas de Niágara, que visitó. No solo tenía un conocimiento teórico sino práctico. Cuando escribía sobre lo que conocía de oídas o por haber investigado en libros, períodicos, etc no era un experto sino un ERUDITO.

Aparte supongo que Verne nos sirve de ejemplo para traer al debate otra figura que es la del CREATIVO, que sin conocer ni nada que se le parezca inventa lo que se le antoje para ilustrar su historia, sean submarinos, viajes al centro de la Tierra, dragones que vomitan fuego, coberturas en una póliza de seguro que no existen sobre el papel o el numero de descargas o la solvencia de la app de turno para que la siguiente ronda aporte una lluvia de dinero.

Por último hablaré de otro perfil que es el IDIOTA CON INICIATIVA que no es ni lo uno, ni lo otro y que lleva a cuestas en su mochila un refrito sencillito y sin gracia de cosillas que ha pillado al vuelo por aquí y por allí y con ello acaba de creerse que domina a la bestia, sea la que sea. No para hasta arruinar a todo aquel que entra en contacto con él y suele empezar, como no, por familia y amigos.

A todos estos los hallarás bajo el título de “EXPERTO” en muchos sitios.

Al menos en este portal sí hallarás expertos pata negra.

Según Malcolm Gladwell se precisan al menos 10.000 horas de trabajo (en lo mismo) para ser un experto en ese algo. 10.000 horas son unos 3.5 años trabajando 60 horas semanales, es decir, el 50% más que lo que trabaja un asalariado español. Alárgalo a 5 años si pasamos a 40 horas. Eso significa que una startup con una idea nuevecita, absolutamente original, y sin historia previa difícilmente podrá hablar de “expertos”. Si llevan mucho tiempo trabajando en esa idea es muy poco probable que sea rompedora tanto en finanzas como en seguros.

En general, la gente que lleva mucho tiempo en algo tiene un problema: tiende a ver la solución entre los elementos que forman parte de su “tradición=experiencia”; viene a ser como un mecánico con su caja de herramientas mientras que el cliente de un fintech o insurtech espera a alguien que sea capaz de pensar “fuera de la caja”, de romper con esa tradición. Y eso va directamente en contra del concepto “innovación útil” que esperamos obtener en una fintech; tal vez por eso las cosas nuevas se parecen tanto (demasiado) a las de siempre ¿No? Luego tienes el caso contrario, donde no existen sesgos cognitivos que limiten la creatividad ¡todo es posible! simplemente porque no se conocen los límites; ni siquiera los de la Ley, los de la prudencia o lo que lleva a una empresa a quebrar; haciendo el símil son como un niño con una caja de cartón que acaba de convertir en un cohete: en su imaginación, sí . Tal vez por eso vemos tantas startup con una vida tan corta.

Si nos fijamos, observaremos que, en general, la experiencia sí se tiene en tres áreas: la financiación de la startup (generalmente se recurre a inversores profesionalizados) , el desarrollo tecnológico (si no se tiene ese tipo de experto, se contrata) y el marketing. El core del negocio, lo que realmente justifica la app es lo que sufre. Hace unos días leía el caso de una empresa UK de emprendedores españoles que está haciendo aguas: ellos querían hacer un Uber pero los inversores recomendaron hacer una app de entregas a domicilio. Si te da igual lo que haces y solo buscas la pasta para revender haciéndote millonario ¿vas a poner pasión y expertise en juego? Creo que no. Lo hará quien busque negocio a largo plazo y esos son los menos.

Por tanto es muy probable que lo que funcione sea, simplemente, una idea genial aunque la experiencia no esté ahí ni se la espere. Es decir, una loto. Y eso implicará riesgo.

Esa es mi forma de ver el problema, a estas alturas del cuento. En cuatro o cinco años la selección natural habrá hecho limpieza y quedarán los pata negra y, en el cementerio de las apps, un montón de lápidas de sus promotores arropadas, probablemente, de las de sus clientes.

Un saludo

Carlos Lluch
@carloslluch
esbroker.es