OK
Al navegar confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies propias y de terceros con fines técnicos, analíticos y de marketing. Más info

¿Qué es Darwinex?

Darwinex es el nombre comercial de “Tradeslide Trading Tech LD” compañía británica regulada por la Financial Conduct Authority (FCA), es decir el equivalente en Reino Unido de nuestra Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta plataforma pone a disposición de sus usuarios unas estrategias de inversión proporcionadas por traders independendientes llamadas “Darwins” que cotizan en la plataforma y que se puede comprar y vender en cualquier momento. Darwinex pone en contacto a dos actores fundamentales en los mercados financieros: los traders independientes que operan de forma intradiaria en mercados de derivados, principalmente sobre tipos de cambio, con las personas que buscan invertir su dinero en productos poco convencionales pero con la garantía de una entidad regulada. El cliente utiliza el bróker de Darwinex para realizar la compra-venta de los Darwins. Éste podrá escoger entre numerosas estrategias que se publican en la plataforma, en función de una serie de parámetros que lo hacen más o menos recomendable, algunos son objetivos como la rentabilidad acumulada, el drawdown (máxima pérdida) y otros son más subjetivos como el “Darwinex Score”. Darwinex no solo es el bróker a través del que se hacen las operaciones, también es una gestora y como tal interviene en la operativa que hacen sus clientes. Realmente los Darwins no son una réplica exacta de la estrategia del trader desarrollador, sino que está intervenida con el fin de proteger el capital. En este sentido, se busca un riesgo máximo del Darwin, concretamente, un VaR del 10%, independientemente de lo que haga la estrategia “origen”. El cliente por esta operativa sostiene dos tipos de costes: por una parte el de brokerage (compra y venta de los derivados que utiliza el Darwin), a la que se aplican una serie de bonificaciones, y un 20% del beneficio. Los desarrolladores, además de incrementar sus beneficios, también protegen su propiedad intelectual ya que Darwinex no publica su operativa.


Opiniones de Darwinex de nuestros expertos

Lo primero que hay que tener en cuenta es que se trata de una operativa vía derivados, por lo tanto el riesgo intrínseco es grande; hay que recordar que en estos productos se puede perder más capital del que se invierte. Aunque es cierto que Darwinex aplica un riguroso control del riesgo, éste está medido en base a probabilidades y, por lo tanto, en condiciones atípicas del mercado las pérdidas pueden ser superiores al objetivo. Otro inconveniente de esta operativa es la complejidad en cuanto a las variables por las que un cliente puede elegir un Darwin u otro; conceptos como Var, drowdown, timing, consistencia, etc… pueden ser desconocidos para el gran público y por tanto tomar decisiones “a ciegas” o llevados por el atractivo de altas rentabilidades. Que la operativa que hace el Darwin no sea pública no ayuda en la elección y seguimiento de la inversión, aunque también evita que un usuario la replique a través de otro bróker, lo cual podría ser negativo tanto para él (no tiene la protección que ofrece la gestora) como para la plataforma (pierde comisiones) como para el desarrollador (no cobraría el porcentaje de beneficios por hacer su trabajo). Visto esto, parece claro que se trata de una plataforma destinada, o bien para inversores con cierta formación que sean capaces de valorar el riesgo y otras variables del sistema, o bien para inversores que destinen una parte muy pequeña de su cartera. La parte positiva, es que si se invierte de forma consciente (por cantidad, por riesgo…) y el sistema puede ganar dinero de forma consistente, y además la gestora de Darwinex aplica bien el control de riesgo, se podrían obtener rentabilidades altas, sin olvidar que el binomio rentabilidad- riesgo raras veces falla.