Retirar dinero de Coinbase

PreguntasCategoría: InvertirRetirar dinero de Coinbase
Gelis ha preguntado hace 5 años

He vendido bitcoins de Coinbase y ahora tengo en la wallet de euros casi 2.000 euros. Quiero que me los envíen a mi cuenta en España pero no sé como hacerlo. Alguine me puede explicar los pasos para recuperar mi dinero de Coinbase?

¿Cobran mucho por la transferencia a mi cuenta?

mil gracias.

6 respuestas
Mejor respuesta
Luis García Langa Staff ha respondido hace 2 meses

Me parece muy interesante la operativa de Pau con sus Bitcoins y Etherium:

Por una parte, tiene claro el «riesgo mercado», dices que aceptas la volatilidad de estos criptoactivos, que no suponen una parte importante de tu patrimonio. Quien quiera operar así, no hay problema, aunque yo hace años que voy diciendo por ahí que me parece una burbuja, me puedo equivocar, pero aún así el riesgo es alto, eso nadie lo puede negar.

Solo haría una matización: no te han cobrado solo el corretaje de compra-venta y el coste de la transferencia, que ya son altos si lo comparamos a lo que yo estoy acostumbrado: compra-venta de acciones, SICAVs y fondos de inversión; también te aplican una horquilla entre comprador y vendedor que es casi un 10% en todos los casos que yo he visto, porcentaje que también es increíblemente alto.

Respecto al «riesgo de plataforma», es algo que sí es radicalmente opuesto a lo que yo conozco: en la operativa de acciones, fondos o SICAVs no existe: el broker, banco, SV, AV… donde haces la operativa es un simple intermediario, los activos están fuera de su balance, en caso de cierre de esa entidad se adjudican a otro intermediario y arreglado. Sería algo similar a lo que pasaría si quiebra la inmobiliaria que tiene tu piso en alquiler. En el caso de Coinbase parece que no es así…

Es cierto que Coinbase tiene encima el rumor de problemas financieros muy serios, de hecho tal como se ve en el gráfico el mercado prácticamente lo descuenta, vale un 20% de lo que valía el día de su salida a bolsa. Por lo tanto parece muy racional tu operación Pau. Ojalá en breve veamos que se puede operar con este tipo de activos de forma sencilla para los especuladores, por ejemplo vía ETCs «UCITS», es decir fondos líquidos que repliquen el precio de estos criptoactivos, gestionados por gestoras supervisadas por CNMV.

Gráfico Coinbase

Luis García Langa, asesor de Sidiclear SICAV.

Luis García Langa Staff ha respondido hace 5 años

Hola Gelis,

Precisamente estos días he publicado un post explicando mi experiencia en Coinbase, verás que, entre otras cosas, explico cómo pude hacer la transferencia.

Para ponerte en antecedentes, decirte que pienso que el Bitcoin es una burbuja (lo explico en esta otra pregunta de esta misma plataforma) pero quería comprobar cómo se hacía por lo que metí una cantidad pequeña, en concreto 100 euros. Te digo la cantidad porque no sé si los costes y los movimientos dependen de la cantidad.

Bien, para hacer la transferencia debes verificar tu cuenta corriente. Para ello debes rellenar el formulario de la transferencia, al acabar te pedirás que tú hagas una transferencia a un banco de Eslovenia para que ellos la verifiquen. Yo la hice de un euro ya que no me acababa de fiar (te lo ingresan en tu monedero en Euros). Una vez te digan que está verificado debes volver a solicitar la transferencia (yo no lo sabía y me quedé esperando).

Me aplicaron un coste de 0,15 euros por hacerlo y tuve la suerte que el banco donde tengo la cuenta corriente no me cobró nada por mandar dinero a Eslovenia para que pudieran hacer la verificación. El coste porcentualmente es muy inferior a lo que clavan por hacer compra-venta de bitcoins.

En cuanto a plazos, la verificación me la confirmaron en 2-3 días y la transferencia tardó en llegarme 5 días más. Eso sí, si entras ahora en coinbase (lo acabo de hacer para verificar los datos que te he dado) sale un aviso advirtiendo que ahora las transferencias se demorarán 10 días.

Piensa que yo este movimiento lo hice en plena subida, no sé cómo actuarán estas plataformas cuando explote la burbuja, si es que no ha explotado ya.

Un saludo,

Luis García Langa
AulaFinanzas.com

Pau A. Monserrat Staff ha respondido hace 3 años

Actualizando información de cómo retirar dinero de Coinbase, os comento mi experiencia personal de hoy mismo. Tras ver la siguiente evolución positiva del último mes del Bitcoin y haber obtenido una rentabilidad muy buena (compré Bitcoins cuando cotizaban aún a 2.500 euros, lejos de los máximos de la posible burbuja Bitcoin), he decidido deshacer posiciones de mi cartera BTC.

Cotización Bitcoin a un año

Inmediatamente se me ha efectuado la venta de Bitcoins y abonado en euros a mi cuenta en euros de Bitcoin EUR Wallet. Tras esta operación, muy rápida, he mandado a Bitcoin recuperar el dinero a mi cuenta, previamente verificada como ha explicado Luis García Langa. Me han cobrado 0,15 euros y de forma inmediata he tenido el dinero en mi cuenta corriente de un banco en España.

Como siempre decimos, la inversión en Bitcoin es de alto riesgo, independientemente de que uno crea que el fin del Bictoin está cerca, o confíe en las bondades de las criptomonedas como inversión. En primer lugar hay que tener nuestras inversiones debidamente diversificadas. Nunca invertir en Bitcoins una cantidad mayor a la que podamos perder sin que ello suponga ningún dolor de cabeza. Nunca invertir sin haber estudiado la naturaleza de las criptomonedas, lo que dicen de ellas los expertos y conocer el funcionamiento del mercado de compra y venta. Vital saber valorar la seguridad de la casa de cambio que utilizamos (CoinBase en el caso comentado).

Si inviertes como apuestas, perderás de la misma forma.

saludos.

José María López Jimenez Staff ha respondido hace 1 año

El debate en torno a Bitcoin es recurrente cada vez que su valor aumenta o disminuye de forma sustancial en un breve lapso de tiempo. En el último mes de 2020, en un nuevo «rally alcista», su valor se ha incrementado en un 50%, para alcanzar la equivalencia a unos 32.000 dólares norteamericanos (deliberadamente evitamos emplear la expresión «tipo de cambio», que es el precio de la moneda de un país —divisa— en términos de otra igualmente emitida por un soberano).

La vertiginosa volatilidad de Bitcoin —también de otras «monedas virtuales»— impide que las empresas y los ciudadanos empleen en su día a día este activo como medio de pago, a lo que, en un plano ideal, no habría nada que objetar, pues las partes de una transacción económica son libres de pactar la forma de dar por cumplidas las recíprocas obligaciones, ya sea con la entrega de una porción de Bitcoin, de un cheque o de un billete de banco central, o con la recepción de un ingreso en una cuenta bancaria o de pago.

Por ejemplo, aunque pueda parecer sorprendente, ni siquiera el dinero bancario, que es el más abundante y se construye partiendo del dinero soberano depositado en cuentas bancarias a la vista, goza del carácter de «dinero de curso legal», atributo solo predicable de los billetes y monedas emitidos por los bancos centrales.

La próxima emisión de dinero soberano digital «Central Bank Digital Currency» (CBDC) impactará necesariamente en el atractivo de las “monedas digitales privadas”, pues aquel gozará del respaldo de las entidades estatales, lo que puede influir en su aceptación y uso por la ciudadanía.

En el caso del «euro digital», está prevista, si finalmente se llega a lanzar, la convivencia de los billetes y de las monedas con los euros digitales (para más detalle, se puede acceder al documento de consulta del BCE “Report on a digital euro”, de octubre de 2020, o a nuestro artículo “El euro digital y el futuro de Europa”).

Desde el propio sector privado surgen propuestas alternativas a Bitcoin, como la «moneda estable» de Facebook, «Libra», redenominada en diciembre de 2020, con aparentes resonancias a Ovidio, como «Diem».

Son monedas estables («stable coins») porque se anclan a activos sólidos de referencia, que gozan del respaldo directo de monedas soberanas o de activos financieros denominados en una o algunas de ellas.

Si las «monedas estables» de índole privada se terminaran consolidando, los bancos privados podrían continuar desarrollando determinados roles (Hernández de Cos, «Financial technology: the 150-year revolution», 2019): (i) participando directamente en el ecosistema de las “moneda estables”, por ejemplo, custodiando sus activos de respaldo o administrándolos; (ii) facilitando el funcionamiento del ecosistema (por ejemplo, mediante la reventa de la moneda estable); (iii) ofreciendo nuevos servicios a los usuarios finales, como, por ejemplo, el servicio de custodia («wallet provider»).

En consecuencia:

  1. Las oscilaciones de valor de las «monedas digitales privadas» las aproximan más a los activos de inversión que a las monedas, propiamente dichas, y a la función de servir como medio de pago.
  2. En la medida en que se trata de una «inversión», los evidentes riesgos de pérdida de la misma deben ser cuidadosamente ponderados por los inversores, al igual que la tributación en el caso de que se obtengan eventuales plusvalías, así como otras obligaciones relacionadas con la prevención del blanqueo de capitales, a las que trata de dar respuesta la más reciente Directiva de la UE [Directiva (UE) 2015/849 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de mayo de 2015 relativa a la prevención de la utilización del sistema financiero para el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo].
  3. La aparición de «monedas digitales privadas estables» trata de reconducir este fenómeno al de los medios de pago, aunque todavía es prematuro determinar si se conseguirá este objetivo.
  4. En cualquier caso, al igual que en el ámbito Fintech se aprecia una clara tendencia a la cooperación entre estas entidades y las del sector bancario tradicional, en el espacio de los pagos también se vislumbra una colaboración entre el sector público y el privado, que incidirá favorablemente en el acceso a una mayor y mejor gama de servicios por los ciudadanos y las empresas.

José Mª López Jiménez
todosonfinanzas.com

Pau A. Monserrat Staff ha respondido hace 1 año

El economista Manuel González acaba de publicar un artículo sobre Coinbase, analizando la empresa que hay detrás y sus accionistas, con una especial importancia por la credibilidad en su negocio que tiene Propel Venture Partners, empresa de capital riesgo participada por BBVA. Aprovecho para dar unas ideas básicas sobre la inversión en criptomonedas, orientadas al «nuevo inversor», es decir, personas seducidas por este tipo de activos pero sin formación previa en finanzas ni en otro tipo de inversiones de naturaleza financiera:

  1. No invertir una cantidad que no podamos perder de inmediato sin que nuestra economía y psicología se resienta. Si infringes este primer punto, con toda seguridad asumes un error que puede costarte la salud.
  2. Aprender al menos las bases de la naturaleza de las criptomonedas privadas en general y del Bitcoin, Ethereum o cualquier otro criptoactivo en el que se pretenda invertir.
  3. Usar casas de cambio lo más «seguras» posible, es decir, en plataformas que minimicen el riesgo que asumimos al tener nuestras inversiones online. Tanto la seguridad del portal ante ciberataques, como la solvencia de la empresa (en caso de quiebra, nos podemos quedar sin inversión).
  4. En la medida de lo posible, asesorarse por expertos en inversiones.
Pau A. Monserrat Staff ha respondido hace 2 meses

En plena vorágine de caída brusca de la cotización de las criptomonedas o mejor dicho y con permiso de Bitcoin, que tiene algunos usos cercanos a la naturaleza del dinero, criptoactivos, he vendido mis posiciones en BTC y ETH. Tenía un riesgo muy pequeño en relación al resto de mis inversiones, como tiene que ser si uno decide invertir en activos de tanto riesgo, y con compras bastante antiguas, lo que ha producido que mi inversión, pese a las brutales caídas que estamos viviendo, haya resultado rentable.

Tras dar la orden de venta de BTC y ETH con la app de Coinbase en el móvil, he podido recuperar el total de mi inversión en euros en apenas unos segundos, abonando Coinbase el dinero en mi cuenta en España inmediatamente. Me ha llegado un email con la siguiente información:

Email retirada de fondos Coinbase

Costes de la operación de venta de BTC y recuperación del dinero en EUR a mi cuenta en España:

La comisión que cobra Coinbase por vender criptoactivos no es precisamente baja; así para la venta de BTC he acabado pagando una comisión de un 1,5%. También me han cobrado una comisión por transferir inmediatamente el dinero a mi cuenta en un banco español, mediante la tarjeta de débito; la comisión que me han cobrado por esta segunda operación ha sido cara, del 2%.

Como curiosidad, el concepto de la transferencia que me ha llegado ha sido «PREMIO CON TARJETA».

Primer problema que identifico: por 1.000 euros recuperados inmediatamente, tras la venta de un BTC, uno acaba pagando 15 euros por la venta de BTC a EUR y 19,70 euros por la transferencia inmediata. En total, 34,70 euros, un 3,5% de la inversión inicial.

Alguna de mis razones para la venta de criptoactivos:

No ha sido la situación de criptopánico que estamos viviendo, con una caída del 17,5% en la capitalización de todas las criptodivisas en apenas 24 horas. Evidentemente estoy pendiente de esta volatilidad extrema, pero como he comentado antes, invierto en estos activos de alto riesgo una parte pequeña que me permite dormir tranquilo, incluso si al acostarme he perdido toda mi inversión.

Lo que me ha motivado a deshacer posiciones, que seguramente rehaga en un futuro no muy lejano, es la situación de solvencia del Exchange en particular y de las casas de cambio en general. Sin pretender alarmar a nadie, ya que no he hecho una valoración en profundidad ni mucho menos, la caída de valor de los activos bajo gestión de un Exchange puede poner en apuros a la empresa que hay detrás, por muy potente que sea Coinbase.

En caso de quiebra, recuperar la inversión sería algo muy complejo, si los inversores fueran considerados acreedores ordinarios.

El futuro: seguridad del depositario o posesión directa del criptoactivo:

Quien tiene BTC o ETH en un Exchange, en realidad, no tiene estos activos. Tiene un contrato con la empresa que gestiona el Exchange, una promesa, si queremos simplificar. Yo asumo el riesgo inherente a invertir en criptoactivos: que su valor cambie bruscamente. Pero he preferido evitar un riesgo con el que tengo menos afinidad: el riesgo del depositario; es decir, ¿Qué pasa si quiebra el Exchange?

O bien se debería regular adecuadamente el Exchange con un supervisor adecuado y exigencias de solvencia, instrumentando algún tipo de fondo de garantía ante estafas como sería el FOGAIN en España, o bien hay que dominar la inversión en BTC y demás y saber «almacenar» uno mismo sus activos. En el caso de BTC, poseyendo la clave privada, algo que en estos momentos no domino.

Os seguiré informando de mis aventuras inversoras en el sector de las criptodivisas privadas.

Todo lo comentado no es, obviamente, una recomendación personalizada de inversión para nadie que lo lea, solo mis impresiones como pequeño inversor minorista.