La Cuarta Revolución Industrial, que supone la aparición y multiplicación de robots, robo advisors, programas cercanos a la inteligencia artificial, el Internet de las cosas, los nanorobots y desarrollos dispares, como iniciativas de biotecnología o genética que pocos autores de ciencia ficción imaginaron, amenaza con destruir más empleos que los que creará. Y lo que está claro es que destruirá muchos empleos de baja o media cualificación para potenciar los profesionales muy formados en las disciplinas donde la revolución industrial incida con mayor fuerza. El futuro, en todo caso, no está escrito ni depende solo de los avances tecnológicos que se produzcan, como explica la Organización Mundial del Trabajo en el vídeo: el futuro será lo que queramos y podamos hacer en el proceso.

El siguiente vídeo nos introduce un interesante punto de vista de los empleos que sobrevivirán al cambio, con aplicación directa en el sector fintech: el capitalismos intelectual, que incluye habilidades relacionadas con la creatividad, la imaginación, el liderazgo, el humor, el arte, escribir libros o la creación científica.

Seguir leyendo