Klarna en España: registro del BdE

Con un crecimiento poco menos que exponencial, la fintech de origen sueco Klarna sigue extendiendo su actividad por medio mundo. Ahora le toca el turno a España tras haberse establecido en 17 mercados de Europa y Norteamérica y en Australia, abriendo oficina en Madrid, para ofrecer sus servicios financieros tanto a empresas como a clientes finales.

El servicio principal de esta empresa es asumir y gestionar los pagos de los clientes finales, proporcionando una intermediación entre comercio y comprador que elimina el riesgo para el vendedor y permite facilitar las condiciones de pago para el comprador. La empresa opera con licencia bancaria europea desde 2017, siendo una de las primeras fintech europeas en obtenerla, y entre sus accionistas figuran inversores tan diversos como como Visa, el grupo de moda Bestseller o los fondos Sequioa y Permira.

Klarna Bank

Klarna Bank AB (publ), Sveavägen 46, 111 34 Estocolmo,  es un banco sueco registrado en el registro de empresas sueco con el número de registro 556737-0431. El director general es Sebastian Siemiatkowski. Klarna Bank AB (publ) está autorizado a prestar servicios financieros por Finansinspektionen (la Autoridad de Supervisión Financiera de Suecia). Klarna en España está registrada en el Banco de España con el número 673.

Sus servicios financieros

Actualmente, son más de 85 millones de consumidores los que utilizan la plataforma de Klarna para pagar sus compras, de los cuales 22 millones se sumaron el año pasado, lo que indica el alto índice de penetración en el mercado que la empresa está teniendo.

La entidad ofrece opciones de pago directo, pago tras entrega en compras online y planes de financiación que simplifican el proceso de compra a través de Internet y facilitan la conversión de las tiendas al canal online. Actualmente, son más de 85 millones de consumidores los que utilizan la plataforma de Klarna para pagar sus compras, de los cuales 22 millones se sumaron el año pasado.

Klarna España

Para su lanzamiento en España, la compañía cuenta con su primer asociado, la marca de moda de lujo Michael Kors, que será la primera en habilitar en su web el pago a través de Klarna. Otros dos comercios españoles que también se integrarán son Comovita, una plataforma de moda sostenible, y GreenIce, un ecommerce de iluminación especializado en productos LED.

El caso es que nuestro país es el octavo del mundo en el que esta fintech abre oficina, aunque opere ya en 17 países y da empleo a 3.000 personas, lo que la convierte en «la mayor fintech privada de Europa y una de las más grandes a nivel mundial», según la propia compañía.

En cuanto a su operativa, ésta consiste en una plataforma que ofrece una experiencia de compra altamente favorable a las expectativas de los clientes. A través de esta plataforma, en la que están integrados los comercios adheridos, el cliente puede acceder al producto, pactar las condiciones de pago gracias a sus herramientas financieras online y gozar de las políticas de garantía total para el cliente. En cuanto a las opciones de pago disponibles son las siguientes:

  1. Pagar más tarde. El cliente compra ahora y puede pagar a los 30 días. Esto permite al cliente pagar después de haber probado el producto, lo que podría traducirse en una mejor experiencia de compra.
  2. Pago en tres plazos. Se plantea como una alternativa al crédito. El importe se fracciona en tres pagos sin comisiones, solamente aportando los datos de la tarjeta de crédito o débito.
  3. Pagar inmediatamente. Consiste en que los clientes pueden pagar con una transferencia bancaria que se completa en segundos. También funciona para pagos recurrentes y suscripciones.

En todos los casos, Klarna asume el riesgo de la operación, ya que siempre adelanta al negocio el importe de la venta. El coste es un pequeño porcentaje de la transacción en los dos primeros supuestos y ningún coste en el tercer de los casos.

Pero no queda ahí el papel de esta fintech, sigue una estricta política de protección al comprador, por lo que no sólo verifica el crédito de éste a la hora de autorizar las compras y las formas de pago, sino que también lleva a cabo un riguroso proceso de verificación de los comercios adheridos, ya que las ventas se hacen a través de su canal y con garantías por parte de la fintech que garanticen la satisfacción del cliente.

Entre los negocios adheridos a la plataforma se engloban dentro de distintas categorías como hogar y jardín, belleza, ropa y accesorios, deportes o electrónica. Dentro de cada sección hay una enorme cantidad de comercios, hasta un total de más de 100.000, contando entre sus asociados con gigantes como Inditex, Ikea, Samsung, Adidas, Samsung o Levi’s, entre otros.