ING Direct y Apple Pay

Hoy os traemos como noticia destacada que el banco Ing Direct ya incluye Apple Pay. Hace poco ya os informábamos de otra noticia relacionada con el “banco Apple”: la tarjeta de crédito Apple Card.

¿Qué supone para el cliente esta noticia fintech?

En este arranque de año 2019 una oleada de bancos en España se ha unido a Apple Pay, el sistema de Apple que permite pagar desde los dispositivos que fabrica esta empresa estadounidense, principalmente desde los móviles iPhone, pero también desde tabletas y ordenadores, tanto compras en establecimientos físicos en los que tengan Terminales de Punto de Venta (TPV) contactless como en comercios online.

Este movimiento supone un claro triunfo de una aplicación fintech frente a una banca tradicional que, en el caso de España, y en su mayoría, ha pasado en un par de años de criticar este método de pago por sus costes -que la entidad financiera paga a Apple- a rendirse a este sistema y a apreciar sus ventajas. Entre estas destaca como que la ratio de uso, especialmente en el segmento de los pequeños pagos, es más alta que el de la tarjeta de crédito, especialmente por su sencillez y seguridad. También su curva de uso, es decir, como el cliente amplía su utilización desde que comienza a experimentar con ella, es más rápida y elevada que los medios de compra tradicionales.

Por todo esto, es normal que en la última oleada se haya unido Ing Direct, una de las entidades en España que puede obtener más ventajas de este sistema de pago.

Qué ganan los clientes de Ing Direct con Apple Pay

Para analizar que es lo que gana un cliente de Ing Direct con Apple Pay es fundamental conocer los puntos básicos de su funcionamiento y sus ventajas.

Apple Pay, al igual que otros sistemas de pago basados en el teléfono móvil, supone una ventaja en seguridad. Cuando compras, verificas tu identidad con el sistema de seguridad que tengas en el móvil, en el que además de un pin de 6 dígitos se incluye escáner facial y huella dactilar. Aunque sea un uso aún minoritario, esta seguridad se extiende si compras en comercios online usando el navegador de Apple, Safari, en teléfonos, tabletas y ordenadores Mac.

Pero también es sencillo y rápido. Una vez configurado, que aparezca la tarjeta en el móvil solo necesitas dos toques de botón, verificas tu identidad de manera sencilla, en los últimos modelos de iPhone con tan solo escanear tu cara y pagas. Así, pagos como pequeñas compras en un supermercado que antes muchos abonaban en efectivo cada vez se realizan más con este sistema contactless.

Con estas ventajas y si tenemos en cuenta como es el cliente tipo de banca online, por edad y hábitos de uso, Apple Pay es un sistema de pagos que se acomoda mucho a sus necesidades y estilo de vida.

También Ing Direct gana. Los usuarios de dispositivos Apple se sitúan en un segmento de renta media-alta y alta mayoritariamente. Estos clientes son los potencialmente más rentables para una entidad financiera, no solo en el uso de medios de pago, también en la contratación cruzada de todo tipo de productos, desde préstamos e hipotecas a fondos de inversión y planes de pensiones.

Movimientos financieros que combinan entidades financieras con gigantes tecnológicos y que, antes o después, pueden acabar en Apple Bank, Amazon Bank o Google Bank operando en el mercado.